¿cómo elegir una nueva profesión y tener éxito?

¿cómo elegir una nueva profesión y tener éxito?




A partir del momento que comenzamos a caminar y a hablar ya nos preguntan “qué queremos ser cuando seamos grandes”. Esa presión social para descubrir nuestra vocación para el mercado de trabajo continúa hasta que elegimos una carrera, la mayoría de las veces, con menos de 18 años.

Ansiosos por elegir una carrera apropiada y hasta para satisfacer a la familia, muchas personas  escogen carreras inadecuadas y sin sinergia con sus habilidades. Con eso, crece la cantidad de profesionales insatisfechos con su empleo, que de acuerdo con una encuesta de la Comunidad Laboral Trabajando.com Universia es del 69%.

Pensando en esas personas, seleccionamos algunas sugerencias para profesionales que desean hacer una transición en sus carreras: al fin y al cabo ¿qué es necesario tener en cuenta antes de dar un paso tan importante?

En el post de hoy, hablaremos sobre el cambio de carrera: ¿Cuándo es el momento ideal para hacerlo? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de cambiar de profesión? ¿Cómo hacerlo? ¿Quién lo hace tiene éxito?

Presta atención a nuestras sugerencias ¡y siéntete libre para compartir este texto con amigos que puedan estar pasando por el mismo problema!

¿Querer hacer un cambio de carrera es común?

Una de las mayores preocupaciones que tienen las personas al querer empezar otra carrera es si ese deseo es normal.

Pero, no te preocupes: tener ganas de seguir otra trayectoria profesional es muy común, principalmente en las personas que tienen aproximadamente 30 años.

A pesar de parecer un poco prematuro para tener una crisis profesional, es muy común que las personas busquen alternativas a sus carreras con esa edad, principalmente cuando hablamos de la generación conocida como “millennials”, que creció con acceso a la Internet y está más atenta a los nuevos mercados de actuación.

Esta generación ya tiene alguna experiencia en el mercado de trabajo, pero aún no alcanzó cargos de jefatura en sus áreas de actuación, lo que puede ser desmotivador. Ellos quieren ser sus propios jefes y también son adeptos a ideas como trabajar en casa, ser freelancer o tener un negocio propio, pues valoran la libertad profesional.

Otro factor que motiva las personas a realizar un cambio de carrera a esa edad es que muchos profesionales de 30 años o más ya constituyeron una familia o están pensando en casarse y tener hijos. Por lo tanto, ellos tienen otros aspectos de su vida disputando su atención con sus carreras, además de sentir una necesidad mayor de ganar dinero y de tener un plan de carrera a mediano y largo plazo.

Si antes ese profesional aceptaba ganar menos a cambio de aprendizaje y de la oportunidad de trabajar en empresas promisorias, ahora el reconocimiento financiero tiene un papel importante en sus negociaciones de trabajo y comienza a preocuparse más con el equilibrio entre la vida personal y profesional.

Los empleos con jornadas largas, o los que exigen que el profesional viaje constantemente, dejan de ser la primera opción para ese grupo a partir del momento que perciben que quieren pasar más tiempo con la familia.

Claro que para toda regla existe una excepción, o sea, existen profesionales de 30 años que no se identifican con el perfil descrito anteriormente. Pero si tú te identificaste, sugerimos que leas más sobre el asunto para tomar una decisión bien informada.

¿Cómo descubrir si necesitas realizar un cambio de carrera?

El cambio de carrera sólo tiene sentido si estás insatisfecho con lo que haces.

Es posible que estés cansado físicamente. En ese caso, salir de vacaciones ya es suficiente para volver con las energías renovadas.

Pero si has reanudado tus actividades después de algunos días de descanso, y aún así no consigues adaptarte a tu rutina, tal vez sea el momento de prestar atención a algunos signos cotidianos.

  • ¿Sientes que no valoran tu trabajo?
  • ¿Tienes dificultad para levantarte para ir al trabajo?
  • ¿Tu trabajo te está trayendo más tristezas que alegrías?
  • ¿Ejerces tu profesión por una presión social?

Las respuestas a estas preguntas te ayudarán a definir si necesitas un descanso, conseguir un nuevo trabajo o algo más radical, como cambiar de área de actuación.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de hacer un cambio de carrera?

Cuando ya eres formado en una carrera y tienes un empleo, es difícil saber si merece la pena empezar todo de nuevo y buscar trabajo en otro segmento. Por eso, si tienes esta duda, es muy importante entender cuáles son las ventajas y desventajas de hacer un cambio de carrera.

¡Esto te ayudará a entender si realmente es lo que quieres para ti!

Ventajas

  • Puedes adquirir nuevos conocimientos y ser un profesional con distintas competencias.
  • Puedes empezar a trabajar con algo que realmente te apasione.
  • Puedes elegir un trabajo que te permita ganar más dinero.
  • Puedes escoger una carrera que sea más flexible y te permita estar más con tu familia.
  • Puedes escoger una carrera que te permita trabajar sin salir de tu casa.

Desventajas

  • Si necesitas realizar un nuevo curso, puede ser que tengas que invertir dinero para hacerlo.
  • Como no tendrás mucha experiencia, tardarás un poco más en conseguir ocupar un cargo alto en una empresa.
  • Puede ser que te decepciones con tu nueva elección, ya que no existen garantías seguras de que tendrás más éxito con el cambio de carrera.

Cómo prepararse para realizar un cambio de carrera

Estar hastiado, frustrado o insatisfecho con tu profesión son motivos legítimos para cuestionarte si es exactamente eso que quieres hacer el resto de tu vida. Pero te garantizamos que  buscar a tu jefe y renunciar ahora no es la mejor solución.

En vez de eso, puedes ir preparándote desde ya para que tu transición profesional sea exitosa y no sea necesario hacer otro cambio en los próximos diez años. Algunas sugerencias ayudan bastante a esa hora:

1. En momentos de cambios, más importante que saber lo que quieres, es saber lo que no quieres hacer

Piensa en las actividades que no te gusta llevar a cabo en tu día a día, o que prefieres delegar a terceros.

2. Haz una lista de tareas que realizas con facilidad

¿En qué tipo de actividad las personas te piden ayuda? ¿Qué asuntos dominas y te gusta compartir? Haciendo este ejercicio puedes descubrir una nueva ocupación que genere ingresos y te proporcione satisfacción personal al mismo tiempo.

3. Busca ayuda profesional

Cuando estamos pensando en hacer un cambio en nuestras vidas, naturalmente, pensamos en pedir consejos a familiares y amigos, ¿no es cierto?

¿Pero tú sabías que la opinión de ellos puede dificultar en vez de ayudarte? Eso ocurre porque las personas muy cercanas se guían por estímulos emocionales y temen que el nuevo desafío no salga bien, por eso ellas pueden desmotivarte.

Lo ideal es buscar la ayuda de profesionales como coachs, psicólogos o analistas de recursos humanos, que están más preparados para identificar tus potencialidades y mostrarte cómo puedes utilizarlas con miras a alcanzar tu objetivo.

4. No te compares con otras personas

Cada profesional tiene una trayectoria, independientemente de sus aptitudes. Puede ser que la persona que entró en la empresa junto contigo haya tenido un ascenso más rápido, por tener las características que la empresa necesitaba en aquel momento, pero eso no quiere decir que tú seas un profesional menos cualificado.

Puedes estar seguro de que, si tú eres el profesional adecuado para esa función y trabajas enfocado en la satisfacción de tu cliente final, eventualmente serás recompensado.

Lo que queremos decir con este ejemplo hipotético es que nunca debes compararte con otros profesionales. Además de ser una práctica mal vista, preocuparse con otras personas perjudica tu productividad.

5. Prepárate financieramente

La formación en una nueva área y hasta la recolocación profesional exigen tiempo e inversión, lo que significa renunciar a un cierto estilo de vida, principalmente si tienes una familia.

Por eso, para no darse grandes sustos a la hora de hacer una transición de carrera, necesitas estar preparado financieramente. Existen casos de personas que juntaron el dinero necesario para quedarse entre seis meses a un año fuera del mercado de trabajo convencional.

Si optas por tener un negocio propio, recuerda sumar los gastos de tu negocio a tus gastos personales.

6. Analiza el grado de adaptación que el cambio de carrera exigirá de ti

Si deseas abandonar la carrera de ejecutivo de una gran empresa para hacer artesanía, será un tipo de transición.  Al abandonar la carrera de ingeniero para aventurarse como profesor universitario, el cambio se dará de otra forma.

Es necesario considerar: ¿el cambio de carrera exigirá alguna especialización? ¿Existe alguna cosa que ya sé que puede servir en mi nueva trayectoria profesional? Lo que nos lleva al próximo tópico.

7. Encuentra áreas en las cuales puedas utilizar habilidades que ya tienes

Claro que nada te impide de buscar una profesión totalmente diferente de todo lo que has hecho hasta hoy, pero aún en los cambios más radicales es posible aprovechar algún conocimiento adquirido en tu trayectoria profesional.

Cuando un profesional identifica las competencias adquiridas que pueden ayudarlo en su nueva profesión se siente menos intimidado.

8. Construye una red de contactos

Enviar currículos no es muy efectivo si las personas solo te conocen por tu pasado profesional y no saben que estás buscando un cambio de carrera. En pocas palabras, este es el momento de accionar aquellas conexiones que construiste en el pasado.

Por eso, nunca menosprecies el poder del networking. Identifica profesionales que tengan valores parecidos con los tuyos, aunque ellos sean de mercados diferentes. Eventualmente, estos contactos podrán abrirte puertas en la empresa en la que trabajan.

Mantener contacto con tu red es útil también para conocer los retos que esos profesionales enfrentan en el día a día.

9. Realiza cursos a distancia

Si tu idea es hacer un cambio de carrera, una buena idea es realizar un curso virtual relacionado al nicho en que quieres actuar.

Las carreras online tienen muchas ventajas, porque te permiten estudiar en los horarios que puedas, sin salir de tu casa y con una inversión de dinero mucho más baja.

¡Considera la universidad a distancia para especializarte en una nueva carrera!

¿Hay personas que tienen éxito cambiando de carrera?

¡Por supuesto! Incluso, existen personas que ya tienen un trabajo estable pero deciden cambiar de carrera para ser sus propios jefes, conseguir más dinero y, principalmente, ser mucho más feliz.

Priscila Heimer, por ejemplo, tenía mucho éxito en su carrera, pero decidió empezar un trabajo nuevo desde cero y crear un curso online sobre lo que realmente la apasiona: ¡la gastronomía!

Mira su historia:

Una posibilidad de mercado: crear cursos online

Actualmente Google recibe más de 40 mil búsquedas por segundo, lo que significa 3.5 billones de búsquedas por día. Es un volumen considerable, ¿no es cierto?

Debido a ese crecimiento exponencial, cada vez más personas están viendo los motores de búsqueda como una gran vitrina para divulgar su trabajo.

Y una buena forma de hacerlo es creando cursos online. Los cursos online son materiales educativos, en formato digital, vendidos o distribuidos por la internet. Puedes ser un excelente cocinero y decidir capitalizar este talento enseñando a otras personas lo básico sobre culinaria y preparación de alimentos.

No es necesario ir muy lejos para encontrar personas que consumen ese tipo de contenido. La prueba de esto es el despegue de la EaD, ya que son cada vez más las universidades que apuestan por la enseñanza no presencial o semipresencial como un modelo sostenible.

Una de las mayores ventajas de este modelo es que no es necesario ser un profesor para crear tu propio curso online. Basta que tengas un conocimiento y quieras compartirlo con otras personas. Y la buena noticia es que es posible crear un curso online gastando poco o casi nada.

Aquí en el blog, publicamos varios posts sobre cómo crear y vender cursos online, hacer un guion de vídeoclase y cómo hacer videoclases atractivas,  para entender si esa es la mejor opción para realizar un cambio de carrera.

Conclusión

Cambiar requiere salir de la zona de confort, entonces no existe una fórmula lista para eso. Lo que puedes hacer es prepararte emocionalmente y financieramente para que ese cambio ocurra de la mejor forma posible y, principalmente, que el resultado sea el que tú estabas esperando.

No dejes de realizar un cambio de carrera por “miedo a lo nuevo” o por pensar que eres demasiado viejo. Recuerda los ejemplos célebres de Leonard Cohen, Samuel L. Jackson y tantos otros profesionales renombrados que solo comenzaron sus carreras a partir de los 40 años.

Y por último, ten siempre en mente que cualquier paso que des no es definitivo. Si tienes el cuidado necesario para hacer tu transición y preservar tus relaciones más antiguas siempre tendrás las puertas abiertas en el caso de que te arrepientas de tu decisión.

¿Tienes alguna sugerencia más que crees que pueda ayudar en el cambio de carrera? ¡Compártela con nosotros en los comentarios!

Este post ha sido publicado originalmente el 09/08/2017 y ha sido actualizado para contener informaciones más completas y precisas.



Fuente original

Capacitación y desarrollo de personas: las 6 mejores técnicas

Capacitación y desarrollo de personas: las 6 mejores técnicas




Las áreas de capacitación y desarrollo de personas están siendo mucho más valoradas actualmente, y la importancia de invertir en ellas es prácticamente un consenso en el mundo de los negocios.

Si tienes una empresa o cuentas con personas que trabajan contigo en equipo, piensa que realizar entrenamientos ayuda a alinear a los empleados a los objetivos de tu negocio. Y ese tipo de capacitación es lo que garantiza que todos sigan la misma línea de raciocinio y actuación en una empresa.

Esto colabora con el éxito del negocio, ya que hace que todos sepan exactamente lo que tienen que hacer para alcanzar los resultados deseados.

Es por eso que las empresas que todavía no prestan atención al entrenamiento y desarrollo de personas en sus estrategias están perdiendo tiempo, dinero y espacio en el mercado.

Si eres un emprendedor y quieres ayudar a mejorar el rendimiento de quien trabaja contigo, sigue leyendo este post.

Vamos a mostrarte 6 técnicas para quienes desean implementar un programa de capacitación y desarrollo en su propia empresa.

Además, daremos consejos para quien quiere crear un negocio propio en esta área.

Diferencias entre capacitación y desarrollo de personas

Es muy común pensar en las áreas de entrenamiento y desarrollo como si fueran una sola.

Sin embargo, se refieren a procesos diferentes y deben estar presentes en conjunto dentro de la empresa para potenciar los resultados.

Antes de elegir las mejores técnicas para aplicar en tu negocio o para crear un curso y trabajar en ese nicho, es fundamental saber lo que caracteriza cada una de esas áreas para que puedas diferenciarlas y aplicarlas correctamente.

Capacticación

La capacitación es un proceso a corto plazo, implementado para modificar los comportamientos de los colaboradores, garantizar la adquisición de habilidades y el conocimiento de reglas y conceptos importantes para la realización de las tareas exigidas por el trabajo.

En la mayoría de las empresas, se aplica solo a la llegada de nuevos empleados, para que aprendan sus funciones y comprendan la cultura de la empresa.

Sin embargo, es fundamental expandir la práctica para otros momentos dentro de la organización. Así, los empleados estarán siempre actualizados y preparados para hacerle frente a los desafíos en el ambiente de trabajo.

Desarrollo

El desarrollo es un proceso más amplio y de largo plazo.

Sirve para perfeccionar constantemente las capacidades de los empleados, líderes y gestores, aumentar la motivación y hacerlos miembros cada vez más valiosos de la organización.

Además, su enfoque no es solo el crecimiento profesional, sino también personal. Por eso el entrenamiento involucra cuestiones más relacionadas con experiencias, satisfacción y carrera.

Técnicas de capacitación y desarrollo

Hay varios tipos de capacitación y desarrollo de personas que se pueden aplicar dentro de una empresa.

Cada uno trabaja mejor con un objetivo específico. Por eso es importante conocer las opciones antes de implementarlas en tu negocio.

Si quieres crear un curso de capacitación y desarrollo, es aún más importante saber diferenciar cada técnica para que puedas elegir la que se aplica mejor a tu manera de enseñar.

Vamos a mostrarte los 6 modelos más utilizados para la capacitación y desarrollo:

1. Capacitación organizacional

La capacitación organizacional es la capacitación de la empresa como un todo, con el objetivo de organizar mejor las estrategias utilizadas y optimizar los resultados.

Puede suceder por medio de conferencias, talleres o incluso cursos online.

Lo importante es crear una manera eficaz de transmitir la información necesaria para que los colaboradores aprendan algo nuevo y puedan aplicarse correctamente durante el trabajo.

2. Comunicación asertiva

Muchas veces, el punto débil de una empresa está en la dificultad de comunicación entre gestores, líderes y empleados.

Saber conversar de manera clara, objetiva y respetuosa es esencial para crear un ambiente agradable, que incentive la interacción y el intercambio de saberes entre las personas.

Es común que las tareas no sean debidamente realizadas por falta de comprensión de las reglas o por fricción en el diálogo entre los involucrados.

Este tipo de entrenamiento presenta para los colaboradores algunas técnicas para mejorar la comunicación interpersonal, como:

  • Tener conocimiento de lo que se está diciendo;
  • Utilizar la empatía y prestar atención al otro;
  • Utilizar un lenguaje verbal adecuado al oyente;
  • Cuidar también del lenguaje corporal;
  • Ser objetivo, pero sin ser agresivo;
  • Saber el momento adecuado de expresarse.

3. Entrenamiento de liderazgo

Este tipo de entrenamiento, como el propio nombre ya lo dice, es dirigido a los líderes de las empresas.

Las personas responsables de liderar un departamento o un equipo en la organización, independientemente del área, deben poder llevar a cabo muchas atribuciones y, por lo tanto, cargan con una responsabilidad enorme.

Los líderes necesitan gestionar equipos, mediar problemas internos, tomar decisiones, diseminar las mejores prácticas y servir como motivación e inspiración para otros empleados.

¿Ahora se entiende mejor por qué es tan importante invertir en el entrenamiento de esas personas?

El entrenamiento de liderazgo sirve para perfeccionar las habilidades de gestión de personas, conflictos y tiempo, administración de metas y pensamiento crítico

4. Entrenamiento motivacional

Todo el mundo está sujeto a experimentar momentos de desánimo, desmotivación y baja productividad en el trabajo.

Esto puede ocurrir por cuestiones personales o por factores relacionados con el propio ambiente de la empresa, como:

  • Problemas en las relaciones con los colegas y los líderes;
  • Actividades monótonas;
  • Falta de identificación con las funciones desempeñadas;
  • Poca perspectiva de crecimiento, entre otros.

Antes de implementar un programa de entrenamiento motivacional, es importante hacer un diagnóstico empresarial para saber exactamente lo que está desmotivando a los empleados. Así es más fácil montar una estrategia asertiva para solucionar el problema.

Algunos de los enfoques para motivar a los equipos son:

  • Trabajar estudios de casos;
  • Implementar políticas de valorización de la opinión de los trabajadores;
  • Crear cursos de capacitación para las áreas en las cuales el desinterés existe por falta de instrucción o comprensión de las actividades;
  • Elaborar programas de beneficios y premios.

5. Desarrollo de competencias y habilidades

Las competencias son el conjunto de actitudes, habilidades y conocimientos que una persona necesita tener para desempeñar bien sus actividades.

Para trabajar el desarrollo de competencias dentro de una empresa es necesario identificar, inicialmente, cuáles son las competencias necesarias para la realización de cada función.

Posteriormente, se deben levantar las competencias individuales para localizar dónde es necesario invertir en capacitación y dónde los funcionarios están con el desempeño adecuado o por encima del promedio.

Este estudio permite que la empresa identifique el tipo de contenido que su entrenamiento debe tener para lograr que los colaboradores desarrollen y apliquen todas las competencias exigidas por sus atribuciones.

6.Coaching corporativo

Otra forma de invertir en capacitación y desarrollo es la implementación de un proceso de coaching corporativo.

Con el uso de técnicas de coaching, el proceso busca el desarrollo individual y colectivo dentro de la organización, con el foco en un equipo asertivo, de alto desempeño y comprometido en la mejora de resultados.

El profesional responsable del coaching corporativo trabaja con el objetivo de alinear la planificación estratégica de la organización con los objetivos individuales de los profesionales.

El proceso se basa en la comprensión de que los empleados motivados, calificados y que se reconocen como parte de la empresa presentan más posibilidades de alcanzar los resultados esperados.

¡Crea un entrenamiento de éxito!

Ahora que ya sabes cómo es importante invertir en la capacitación y el desarrollo de las personas en el entorno organizacional, ¡puedes empezar a usar esto a tu favor!

Puedes crear un programa de formación para implementarlo en tu empresa y aumentar el rendimiento de las personas que trabajan contigo o incluso vender tu contenido a otras personas y empresas.

¿Te interesó el asunto?

Preparamos algunos consejos para ayudarte a crear un entrenamiento realmente eficiente:

1. Define a tu público

Antes de comenzar, es fundamental definir a quién estará dirigido tu contenido.

Mientras más sepas acerca de tu público, más grandes son las posibilidades de que crees un entrenamiento asertivo.

Haz una lista de todas las características posibles de este público, como:

  • ¿Será formado por líderes de equipos? ¿Gerentes? ¿Empleados?
  • ¿Cuál es la edad media de estas personas?
  • ¿Cuáles son las funciones que desempeñan dentro de la empresa?
  • ¿Cuáles son las competencias y habilidades que necesitan desarrollar?
  • ¿Cuánto tiempo tienen para realizar entrenamientos?

Tenemos una ficha que puedes llenar para entender quiénes son las personas que deseas alcanzar con tu entrenamiento. Completa con la información necesaria y así conocerás mejor a tu público:

Capacitación y desarrollo - tabla para crear un buyer persona

2. Especifica el objetivo del entrenamiento

Especificar el objetivo de tu entrenamiento es importante para que la gente entienda exactamente lo que estás ofreciendo.

Por lo tanto, elabora lo que la empresa o el empleado va a alcanzar al terminar ese entrenamiento de forma clara, para que reconozcan en tu producto la solución que necesitan.

Además, tener un objetivo bien definido garantiza que sigas una línea de razonamiento y evita plantear varias cuestiones diferentes en un solo entrenamiento, lo que puede dejar el contenido largo, confuso y poco eficiente.

3. Crea un guion con los temas que deben abordarse en el entrenamiento

Por más que sepas todo lo que vas a decir durante tu entrenamiento, es fundamental crear un guion para que el contenido quede organizado y coherente.

Puede incluso ser un guion básico, solo con los temas principales, pero no dejes de estructurarlo todo antes de empezar.

Así, aseguras que no vas a olvidar ningún detalle importante y que las clases de tu entrenamiento tendrán una secuencia lógica.

4. Elige los métodos que se utilizarán

Ya has definido previamente a tu público, entonces, ya sabes lo que debes hacer para atraer su atención, ¿verdad?

Utiliza esta información para elegir el mejor método para la capacitación.

Este es el momento de definir si crearás un curso presencial o un entrenamiento online.

Si optas por el modelo virtual, debido a la practicidad y flexibilidad que le ofrece a los participantes, define el formato que utilizarás para transmitir tu contenido.

Puedes elaborar ebooks, podcasts o videoclases, por ejemplo, todo depende de tu objetivo y de la demanda de tu público.

Lo importante es elegir un método que incentive el compromiso de las personas y con el que puedas transmitir todo el conocimiento necesario.

5.Crea un plan de entrenamiento

Ahora, ya tienes prácticamente todo el contenido de tu curso para entrenamiento y desarrollo de personas listo.

El siguiente paso es la creación de un plan de formación, que funcione como un calendario con todos los detalles.

Principalmente si vas a venderle ese entrenamiento a otras personas para que lo apliquen en sus empresas, es esencial tener esa información bien organizada.

Este plan servirá como base para que tus clientes entiendan lo que les ofreces y decidan si tu contenido vale la pena.

Aquí, debes dividir las clases por asuntos, especificando bien lo que cada una de ellas abordará.

Este es también el momento de pensar y definir los ejercicios que serán propuestos para los participantes, sea para evaluar o apenas para aumentar la interactividad y el compromiso de las personas.

6. Piensa en el tiempo y el valor del entrenamiento

Para finalizar, define la duración de tu entrenamiento.

Define cuántas clases serán necesarias para abordar el contenido completo y cuánto tiempo necesita cada una de ellas.

También haz el cálculo del tiempo total, para que puedas especificarle a los empleados de tu empresa o a tus clientes exactamente cuánto tiempo necesitan disponer para hacer todo el entrenamiento.

Después de hacer todos estos pasos, tendrás una idea de cuánto tiempo fue necesario para preparar ese material, qué recursos usaste y cuál es el valor que tu público reconoce en tu contenido.

Recuerda que la gente necesita asegurarse de que tu material agregará valor, aumentará la productividad y mejorará el rendimiento de la empresa en su conjunto.

Si logras mostrar esto, la gente estará dispuesta a pagar precios más altos (pero aún justos, por supuesto) por tu producto.

¿Tienes los conocimientos necesarios y estás pensando crear un curso de formación y desarrollo de personas, pero no sabes por dónde empezar? Regístrate en el Desafío 30 días y aprende a crear tu curso online en tan solo 1 mes.



Fuente original